When you install WPML and add languages, you will find the flags here to change site language.

Alvar Haro

La exposición “Bosques y otras especies, 2008 – 2015” reúnio en la sala el Paso de Alcorcón una amplia muestra de la pintura de Alvar Haro de los últimos siete años. Son setenta y nueve obras, un conjunto de lienzos de gran formato y obra sobre papel agrupada en varias series: Bosques, cielos estrellados, Lost Paradise, Turno de noche, Light in the dark, Beaux Quartiers, Go West, Heredaréis la Tierra.

2alvar

La propuesta tuvo como punto de partida la particular visión de Alvar Haro sobre la pintura como camino de conocimiento, como revelación, quizás autobiográfica, como viaje introspectivo no exento, o sí (eso lo deja a nuestro criterio y sensibilidad), de narración, de ligazón discursiva entre los distintos elementos que van surgiendo en sus cuadros y sorprendiendo al propio autor.

En 2007, debido a acontecimientos familiares, se produce en el pintor una convulsión personal que le lleva a agudizar una conciencia de finitud de las cosas, a una reflexión sobre el devenir común de lo vivo y lo inerte, compuestos de la misma pasta. Emprende un camino de profundización anímica y expresiva, de radical limpieza formal y un salto cualitativo inusitado en su obra.

Surge entonces la iconografía de grandes bosques poblados por seres entrevistos entre los troncos de los árboles, el misterio de la noche y el cosmos, una vuelta necesaria a la naturaleza como refugio moral y retorno esencial, como fuente primordial de todo lo vivo, como principio y fin de nosotros mismos. Ámbitos donde el hombre es espejo del paisaje y comparte un mismo proceso de cambio, mismas partículas, mismo destino, misma disolución en la inmensidad de la nada.

crei-ver-centro-universo28

La presencia humana, incrustada en el paisaje, aparece fragmentada, intrigante en su actitud y en la extrañeza de sus gestos y posturas, muy escorzada y sin historia aparente pero contribuyendo sin embargo a transformar su entorno en un ámbito expresivo repleto de sensaciones. Una humanidad, gozosa o doliente, que se resiste a ser analizada, incomodada en su intimidad reservada con celo; una imagen con la que quizás el carácter de alguno, entre ellos el del propio pintor, se puede sentir identificado.

Alvar Haro cuenta que en su proceso de trabajo cada imagen, cada objeto, cada figura hallan su lugar en el cuadro como si estuviera predeterminado, no pudiendo ser otro, tras una concienzuda labor de depuración. Asimismo está atento al accidente técnico como génesis de la imagen, tal y como confesara el propio Francis Bacon: el pintor nada contra un oleaje que parece autónomo y en esa lucha de poderes, de cesiones e imposiciones, surgen estos mundos, como imagen de un viaje a las tinieblas de lo desconocido, objetivo verdadero de toda aventura artística. No resulta extraña en este planteamiento la conexión con el Surrealismo, movimiento que el pintor reconoce como todavía fértil.

espinas3

Alvar Haro, París 1964, vive y trabaja en Madrid. Ha recibido numerosos premios entre los que destacamos el Premio Salón de Otoño del Ayuntamiento de Madrid 2011 y el Accésit del Premio Focus Abengoa del mismo año, el Rafael Zabaleta de Quesada 2010 ó el Premio Ciudad de Alcalá de Pintura 2006. Ha expuesto en numerosas ocasiones en España y en el extranjero, tanto en salas institucionales como en galerías de arte y ferias, individual y colectivamente. Recientemente, en abril de 2015, ha participado en el evento galerístico de Madrid Jugada a 3 Bandas dentro de la exposición Eros c´est la vie para la galería Fernando Pradilla, reconocida con el Premio del Público a la mejor exposición de esta edición.

En paralelo contribuye a la difusión de la práctica de la pintura a través de colaboraciones en radio, escritos ensayísticos y de crítica de arte y comisariado de exposiciones.

AH nos atrapa siempre sugiriendo un juego entre el universo y el alma que nos deja cautivados y soñadores