When you install WPML and add languages, you will find the flags here to change site language.

Blondays

Si os decimos que vamos a hablar de un grupo musical compuesto por cuatro chicas y un chico, a más de uno le llamará la atención, pues no es una formación muy habitual en nuestro país. Si añadimos que sus instrumentos son voz, guitarra, bajo, batería…y violín, os resultará aún más peculiar y si os contamos que todas las chicas son rubias (más o menos) ya casi os hemos dado la receta para elaborar el Blondays, un delicioso cóctel sonoro que se va haciendo escuchar cada vez con más fuerza en el panorama musical madrileño y que, para nosotros, se ha convertido en uno de los grandes descubrimientos de este año.

Se trata, además, de un cóctel en el que todos sus ingredientes son muy atractivos. Por un lado cuentan con una excelente sección rítmica integrada por los dos fundadores: Rachel,  una norteamericana de Detroit que toca la batería como los ángeles y que lleva todo el ritmo de la Motown corriendo por sus venas y Miguel Ángel que se ocupa del bajo y el piano (además de ser el compositor, solo o conjuntamente, de casi todos los temas del grupo). Pero hay otros dos elementos imprescindibles en un grupo de rock, como son la guitarra y la voz. En este caso quien se ocupa de la guitarra es Mercedes una musicóloga y profesora de música, con amplia formación clásica, pero que adora el rock poderoso. La voz (¡y qué voz!) corre a cargo de María, que igual te emociona con una balada, que maneja con soltura los tempos del rock, el pop o el reggae…  Con solo estos ingredientes el cóctel sería excelente, pero querían que no solo fuera bueno, sino que además fuera especial y eso lo consiguieron con Lucía, quien con su violín ha dotado al grupo de una personalidad muy marcada. Dada su composición eminentemente femenina, el uso del violín y el hecho de que todas sus canciones están interpretadas en inglés, se les ha comparado con grupos como The Bangles o The Corrs, pero ellos rechazan estas comparaciones y prefieren hablar de un “sonido Blondays” que se refleja tanto en sus composiciones, como en las versiones que interpretan.

Desde su formación, hace un par de años, hasta el momento, la banda ha realizado varios conciertos por distintas salas de Madrid como el Honky Tonk, La Boca del Lobo, Sala Juglar, el Café la Palma, Gruta 77, etc. También han participado en varios concursos, estándo a la fecha de esta entrevista en espera de participar en la final de uno de ellos (Emergenza). Pero el paso más firme que han dado ha sido la publicación, a primeros de este 2013, de su primer disco After the rain, donde nos presentan 11 temas con letras muy trabajadas, en los que van desde el pop facilón al rock más profundo, pasando por temas con toques indies, folk, reggae o baladas.

Y para hablar de este magnífico grupo quedamos con dos de sus integrantes: Miguel Ángel y Mercedes.

blondays mercedes miguel rock after rain

Miguel Ángel y Mercedes. Foto: Baidewei

¿Como surgió el nombre del grupo?

Miguel Ángel: Pues surgió al principio, cuando nos conocimos todos, como una broma. Primero nos conocimos Rachel y yo en un curso de inglés  y luego llamé a Mercedes, que era amiga mía y a María, con la que había coincidido en otro grupo (Fargo). Dió la casualidad de que todas eran rubias y Rachel dijo que estaría bien que todas en el grupo fueran rubias (lo que, con la llegada de Lucía, acabó siendo realidad) y que el nombre tuviera que ver con eso. Ahí nació el grupo como Blondes, pero al poco tiempo nos enteramos que había un grupo estadounidense que ya se llamaba así y que ya tenía registrado su dominio, lo que nos limitaba a la hora de subir nuestra música a Spotify, iTunes, etc. Por eso, después de valorar un montón de opciones salió Blondays que a todos nos gustó mucho, porque suena muy poética y, además, va mucho con nuestro carácter; eso de los  “días rubios” es muy evocador. Además, ya no exigía que todos en el grupo fueran rubios sino algo así, valían medio rubios (risas).

Todos vuestros temas son en inglés, ¿eso también surgió desde el principio?

Mercedes: Pues sí, surgió desde el principio, porque Rachel es americana y Miguel y ella se conocieron en un curso de inglés en el que ella era la profe.

Miguel Ángel: Antes de Blondays yo había compuesto en español y al empezar a componer con este grupo, si lo hacía en español, los nuevos temas me sonaban a todo lo que yo hacía antes. Al componer en inglés, todo era un territorio inexplorado, el uso de un idioma te sugiere nuevas melodías, otro carácter en las canciones y a mi eso me ayudaba. Me hacía ver que estaba haciendo algo nuevo. Luego Mercedes ya empezó a componer y entró en la dinámica.

Mercedes: Yo lo veo más como que la melodía vocal es como otro instrumento y una canción en inglés activa una parte del cerebro no tan racional como la que activa el español. Aunque sean en inglés, las letras están muy pensadas, pero me siento mucho más libre en inglés que en mi lengua materna.

Pero no siendo todos bilingües, tendréis que aseguraros de que las letras que habéis compuesto son correctas…

Mercedes: Pues sí, por supuesto que las repasamos, además tenemos dos grandes aliados: por un lado, el maravilloso Wordreference y por otro Rachel que, como norteamericana, siempre nos puede sacar del apuro.

A la hora de componer, ¿hacéis primero letra y luego música o al reves?

Mercedes: Más bien a la vez. Yo no tengo ninguna canción en que haya hecho la letra y después le haya puesto la música. Todo surge más como una sensación, como una idea, el concepto que me haya inspirado la historia y de ahí va surgiendo todo, la letra y la música.

Miguel Ángel: Yo lo he hecho de las dos maneras, pero, normalmente, cuando estoy con la guitarra o voy por la calle y me aparece una melodía, intento meter sílabas, consonantes o un par de palabras, para que no se quede en la melodía, para que ese proyecto se asiente y coja un camino, sobre el tema que va a ser. Luego le incluyes la letra, procurando que la melodía quede intacta una vez que le añadas palabras. Es como una criatura que ves crecer a partir de la melodía, con todo lo que vas añadiendo.

blondays rock madrid pop after rain

Foto cedida por Blondays

¿Cuesta mucho componer canciones tan buenas como las vuestras?

Miguel Ángel: A veces pasa que desde el primer momento que surge la melodía te das cuenta de que va a funcionar. Pero yo suscribo lo que decía Beethoven, que indicaba que para conseguir el éxito se requería un 1% de inspiración y un 99% de esfuerzo. No hay una regla fija, hay veces que estás trabajando varios días y no sacas nada que te guste y otras ocasiones, llegas un día te sientas y haces una canción en media hora. Lo importante es que durante esos días de sequía no pierdas el norte. Que hagas el esfuerzo.

Una de las cosas peculiares de vuestro grupo, es la inclusión de un violín. Yo opino que eso tiene una parte buena (que es que le da mucha personalidad al grupo) y otra parte mala (que también es que le da mucha personalidad a la banda). Sois conscientes de que el violín da un carácter especial a vuestro sonido…

Miguel Ángel: Cuando sacamos el disco, en algunos blogs y páginas de música hubo gente que dijo “muy interesante la música folk de este grupo” y nosotros nos quedamos sorprendidos, porque en ningún momento hemos querido hacer folk, nosotros hacemos pop, rock,… pero no folk. Lo curioso es que, siendo el violín un instrumento clásico, nadie ha comentado que introducimos toques de música clásica.

Mercedes: De hecho, el concepto del violín en Blondays, por la formación musical que tenemos Lucía, Miguel y yo, es más clásico que folk. Además hay una obsesión por decir “os parecéis a…”, a veces parece que la gente compara por obligación y esas comparaciones pueden ser demasiado forzadas. Para nosotros está siendo muy difícil decir a quien nos parecemos. Cuando nos preguntan “¿cómo sonáis?”, la mejor respuesta es “como Blondays”. Es normal que tomemos referencias de diversos grupos. Las fuentes están ahí…

Miguel Ángel: Sí, por ejemplo, a Mercedes siempre le ha gustado mucho el heavy y eso ha sido un referente para ella. Yo he sido muy fan de los Beatles, pero también de Elvis y del primer rock and roll de finales de los 50 y los 60. Ahora me llama mucho la atención que cuando tocamos en los concursos, a veces el grupo de antes es un grupo de rock duro, el de después también y el público que va a ver esos grupos, al que le gusta ese tipo de música, es el que se da cuenta de que el fondo de nuestras canciones es un fondo de rock clásico y aplauden mucho nuestras canciones, a ellos no les suenan a un pop facilón ni a folk.

¿Os planteais en el futuro incorporar algún instrumento más o cambiar de estilo?

Miguel Ángel: De alguna forma creo que hemos dado con una fórmula que funciona y a mí me gustaría desarrollarla más. Es posible que se introduzca el piano en alguna canción, como hemos hecho en este disco con Being here with you. El día que la tocamos en directo, yo con el piano y María cantando,  empezamos a tocar en una sala llena y todo el mundo se calló, fue impresionante.

Mercedes: Por otro lado, a mi me gustaría hacer remezcla de nuestras canciones más dance. Eso no significa que nos vayamos a ir por otra línea, pero sí a probar cosas nuevas con las mismas canciones.

blondays after rain rock madrid

Habladnos de vuestro disco After the rain...

Miguel Ángel: Llevábamos ya casi dos años como grupo, pero el disco ha salido este año en febrero. Y además, desde enero, también estamos en Spotify, iTunes y más tiendas online.

¿Como habéis producido el disco? 

Miguel Ángel: La producción la he hecho yo. Tengo lo que podríamos llamar un “mini estudio casero”. Una tarjeta de sonido normalita, un buen micrófono y dos manos y, poco a poco, lo he montado todo con el ordenador. Luego está masterizado en estudio. A mi me encanta todo este proceso de producción. Lo que más me gusta es componer y después todo este proceso de grabación y producción.

¿Estáis organizando vosotros la distribución?

Miguel Ángel: Sí, lo hemos hecho todo nosotros. Nos hemos organizado como hemos podido, leyendo mucho, informándonos…Pero ocurre que en Internet hay mucha información hasta un punto, pero luego todo parece información secreta. Por eso, nos lo planteamos como “vamos a sacar el disco y ya está”.

¿Cuáles son vuestros próximos proyectos?

Miguel Ángel: Ahora mismo estamos embarcados en la grabación de videoclip. A ver si puede ser más de uno, porque ahora todo es imágen. Luego intentaremos darle la mayor difusión posible. Lo haremos a través de un amigo y empezamos a rodar en mayo. Más adelante hay cosas, pero todavía pendientes de confirmar. Hay concursos, propuestas de sitios…Lo que sí tenemos seguro es que el 6 de julio tocamos en la final del concurso Emergenza en la Sala Rock Kitchen de Madrid.

Actuación en el Wolfest 2012. Foto MKM Fotografía.

¿Cómo fue vuestro primer concierto?

Miguel Ángel: Como Blondays, el primero fue en El Caldero de Cobre, un sitio que ya ha cerrado y que estaba muy bien. Tocamos las canciones que estaban compuestas en aquella fecha (4 ó 5) y versiones.

 ¿Ahora tocáis versiones también?

En los conciertos largos sí, además nos las piden. Tenemos algunas versiones que ya se han convertido en clásicas: por ejemplo, siempre nos piden Dancing Queen de Abba y Sweet Child of Mine de Guns & Roses. Es un poco un tributo a lo que nos gusta y una forma de compartirlo con nuestro público. Además con las versiones aprendes muchísimo de los grandes.

¿Os ponéis nerviosos a la hora de actuar en directo?

Mercedes: Lo vamos superando y cada vez te pones menos nerviosa. Yo que soy de las más nerviosas del grupo, cada vez lo voy dominando más, pero el hormigueo en el estómago siempre está, porque es mucha responsabilidad.

Miguel Ángel: Yo me pongo más nervioso en los concursos, pero no por el hecho de la audiencia, sino por tener que tocar 5 canciones y ya está. No te da tiempo a generar contacto con la gente. Son 25 minutos y tienes que ir a la carrera. En cambio, cuando es un concierto nuestro, ya sea nuestro público o gente que no conocemos, es como estar en un café, estamos compartiendo algo, que no es bebida, sino música, pero hay esa conexión. En el concurso es como “hola, te vengo a contar mi historia y…adios”, sin embargo, nuestros conciertos, incluso los acústicos, duran una hora y cuarto y eso da tiempo para poderte expresar.

Musicalmente hablando, ¿cuál es vuestro sueño?

Miguel Ángel: Con Blondays la verdad es que todo ha llegado a un punto que está muy bien. Todavía quedaría muchísimo por hacer y se podría avanzar mucho más, pero yo estoy muy satisfecho con lo que hemos conseguido. Si ahora ocurriera que el grupo no pudiera seguir adelante, me quedaría con la impresión de “qué cosa más buena hemos hecho”. Estoy muy satisfecho con el disco, creo que todas las canciones son buenas  y que, además, suenan muy bien.

Por nuestra parte, solo nos queda desear que todos los sueños de esta banda se hagan realidad. Para despedirnos, os dejamos con un vídeo en el que interpretan uno de sus temas Who am I without you?