When you install WPML and add languages, you will find the flags here to change site language.

Diario de una media naranja… Exprimida cual teta de vaca

Que la vida en pareja no es fácil, todos lo sabemos. Pero vamos, es que la vida en sociedad no es fácil en general. Nos cuesta relacionarnos con nuestros propios padres y hermanos, amén del resto de la familia, con la cual muy pocos nos hablamos con toda ella entera; con los vecinos la vida es pura batalla campal, con la de arriba por su manía de usar tacones día y noche, con el de abajo y su sordera selectiva la cual le incita a poner el “home cinema” a volumen desaforado, con los de al lado y el porqué no fueron esterilizados por orden judicial antes de dar vida a esos mandriles salvajes a los que llaman niños y con el viejo del bajo por insultarte cuando pasas por el portal. Sí, el mundo está loco, loco, loco.

Pero al fin y al cabo cierras la puerta de tu casa, y a pesar de las muchas molestias que todos ellos te ocasionan, cada cual vive en su casa y dios en la de todos. Con tu pareja, como si se tratara de una condena, no solo compartes días y noches, cama y sofá, sino también manías, amigos y excusas, y estas dos van juntas porque no se entiende la una sin la otra.

Mi Santo y yo, somos una pareja de lo más bien avenida, compartimos aficiones, gustos e hipoteca, lo cual une mucho, tanto como veinte años al menos, así que a parte de un amor correspondido y que nos dure mucho tiempo (al menos veinte años) son muchas las cosas que nos unen. Y pocas las que nos separan, pero con un peso y una magnitud, que en ocasiones eclipsan a todas esas que nos unen y arrebatan.

Creo que no es solo cuestión de mi Santo, pues tras muchas tertulias entre mujeres y observancia del espécimen macho en manada, parece que se trata de comportamientos intrínsecos al género masculino, que como un mal pandémico llega, invade y arrasa. Y parte de esta pandemia, es la llamada “Hazme casito pero no me molestes cuando ando con mi cuchipandi”. Sí, sí, sí, como suena, cuchipanderos de armas tomar, que necesitan no solo compartir con el grupo, sino debatir, transgredir y empatizar los unos con los otros, cual logia masónica, dando la vida si es necesario por alguno de sus miembros; sí, miembros, incluidos el que más estiman.

Cuando salgo con mis amigas, a mi Santo le encanta poner ojitos de cordero degollado y entre hipidos e intentos de meterme mano bajo la blusa, la falda y hasta bajo mi cordura, hacerme sentir culpable por irme con ese grupo de arpías insensibles que solo pretenden alejarme de mi hombre que tanto me quiere, necesita e idolatra ¡malas zorras, roba novias! ¡Con lo bien que estaríamos los dos viendo el futbol juntos! hasta que llegue el momento de irse con la Logia…pero no pasa nada, cuando logro zafarme de sus garras manipuladoras de niño enfadado porque su mami no le mira cuando da volteretas, mi Santo, se asegura que no se me olvide lo mucho que me echa de menos y lo mala que he sido en dejarle solo, me llama continuamente por teléfono, preguntándome que estoy haciendo, de que hablamos, cuando voy a volver, si todavía le quiero y sobre todo, ¿dónde están sus pantalones azules? (esto es de vital importancia).

Otro gallo nos canta cuando es Él quien está con sus amigos por ahí, que de tantos eventos, citas, comidas, cenas, fiestas, cumpleaños, y saraos diversos, parecen Alaska y Mario y sus amigos de acá para alla (aquí hago un inciso, y es que cada una de las Nancys Rubias —incluida la Juanpe— tienen un clon en la Logia de mi Santo, ¡que cosas!) y desde hace un tiempo necesito pedir audiencia y esperar mi turno con mayor o menor paciencia, para gozar de la presencia y el cariño de mi chico ¡y anda que no tiene lista de espera! qué barbaridad. Y es que hay compromisos que no se pueden evitar, y mi chico es muy cumplido y un gran amigo, no puede decir que no a ninguno de sus colegas de Logia, a ninguno, por tonta que sea la necesidad imperiosa del susodicho.

Y es que los compromisos son los compromisos, y un pacto entre caballeros es un pacto de lo más honorable (y sin embargo, el momento de ir juntos a hacer la compra, llevar mi coche al taller, visitar a mi madre, ir a conocer al hijo de mi amiga Luchi, que ya ha hecho la comunión, y arreglar el trastero…eso no entra en la orden del día. ¿Cómo competir con un Alfredito, gran y mejor amigo de mi Santo, que ha preparado un ágape para toda la logia, a base de setas y trufas para celebrar que a lo mejor gana el Barça el próximo partido? y así, si pierde, ya llevan por delante un buen almuerzo) y tú, o sea Yo, a esperar tocan que no entiendes que los amigos son los amigos, y a ti, o sea, a , me encontró en Valencia.

Desconecta el móvil, o dice no oírlo cuando suena, te llama fingiendo que no hay casi cobertura para decirte que se alarga la velada y que no llegará a tiempo de cenar juntitos y ver esa peli en blanco y negro que tenía preparada y la cual le apetecía mucho ver a mi lado (pobre mio) porque tras el “momento setas”, Alfredito ha propuesto ver el video del último partido de fútbol que tan solo han visto diez veces desde ayer que fue el acontecimiento ¡y encima hay que grabar un video de todos ellos mientras ven el partido, para luego tener un video del video del partido!

Cosas de logias masónicas, ¿cómo voy a entender yo algo así?. Y es que si al menos hablaran de chicas, de tetas, de culos, de la Adriana Lima o la Scarlett Johansson, yo me sentiría mejor, pues al menos me queda el triste consuelo que mi Santo me ha dejado por otra mejor que yo, pero, ¿por tíos corriendo tras una pelota? (da igual que seas futbol, tenis, motos, toros….todo sirve para estar en cuchipandi y no cumplir con los menesteres propios de la pareja, ya sabéis, “nos han dejado solos a los de Tudela, nos han dejado solos los de Castejón, arriba la gaita y abajo el porrón”…pues eso, la gaita con la parienta no la levantan, pero el porrón con los amigos…). Qué lastima…

Sí, ellos no dejan de lado a sus amigos, nunca, y tampoco renuncian a nada, que los pobres necesitan sus momentos de distensión y meditación transcendental: gimnasio, partidos, amigos que piden favores, amigos que piden más favores, viajes, madres que necesitan que las lleven al Carrefour, hermanos que quieren tomar copas y pinchos…amigas que necesitan un hombro en el que llorar, y a las que yo les haría llorar de veras de la patada en la boca que les metía, pero, ¿y qué pasa si yo quiero mis momentos de ternura y pasión? Pues eso, hay que mirar la orden del día, y ver cuando me toca. O mejor todavía, da igual lo cansada que estés de trabajar todo el día, de atender la casa, pasear al perro, da igual, trasnochas y le haces subir la gaita y sino la trae subida ya de serie, y ya dormirás otro año de estos ¡Pero no le hagas madrugar para el mismo asunto, que el muchacho tiene que descansar y necesita sus diez horas de sueño! y ya puedes dar gracias si no entra la suegra cada mañana a despertarlo con un vaso de leche con cola cao…pero madrugar por ti ¡nunca! que eso cansa, ya trasnochas tú que para eso eres Superwoman en la vida, Catwoman en la casa y la Mujer Maravillas en la cama…¡ea!

Y es que si a Loquillo le gustaban las chicas elegantes y bonitas, que gastaban Chanel, cocaína y Dom Perignon, en los tiempos que corren, mi Santo ha de conformarse con una chica apañada y de belleza rústica, que gasta outlet, cafeína e Inistón, y yo sigo pidiendo un Hombre de Verdad, aunque quiera con locura a mi novio que es un zombie…¡Y LO MUCHO QUE LE QUIERO!

Pero menos mal que nosotros nos queremos mucho y podemos con todo, y hemos decidido que ni su móvil funciona cuando está con los amigos, ni a mí se me va a pasar la migraña si llega tarde a casa, y así somos la mar de felices , porque además todo se pega menos la hermosura, y mi móvil ha empezado a fallar cuando salgo con las amigas y mi Santo levanta la gaita a horas menos intempestuosas…y si la gaita no sube y baja el porrón, siempre están mis amigas dispuestas a llevarme al sex shop de moda, para que haga acopio de “gaitas” por si me apetece tocar una muñeira. Pero esto, ya es otra historia.

A todas las medias naranjas decirles, que siempre se puede empeorar y ser un limón entero.

¡Hasta la próxima!

 

Yolanda T. Villar

 ©TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

safecreative número de registro: 1004120158169

 

0
17

17 Comments

  1. Yolanda February 27, 2013 Reply

    Realmente entusiasmada, Gracias, el resultado ha sido fabuloso.
    Mil besos.

    • Mirta l. Visacia March 5, 2013 Reply

      Hola Yolanda!! Extrañaba tus escritos, es realmente divertido y muy cercano a la realidad pero con esa chispa humorística tan propia tuya.
      Felicitaciones querida amiga. Te quieroooo.
      Miles de besotes.

      • Yolanda T. Villar March 5, 2013 Reply

        Hola Mirta!

        Muchas gracias por tus palabras. Me alegra muchísimo que te haya gustado este tira y afloja de pareja, y es que ¿Quién ha dicho que vivir en pareja era fácil? mmmmm…

        Un fuerte abrazo, y no te pierdas todo lo que queda por venir.

  2. Sabri February 27, 2013 Reply

    ¡Esta chica es la leche! jajajaja. Es fácil sentirse identificada, no es por si todos son iguales, o somos nosotras las que reaccionamos siempre igual.

    ¡Me encanta, me encanta!
    A la espera del siguiente.

    • Yolanda T. Villar March 1, 2013 Reply

      Hola Sabrina,
      Siempre he pensado que las cosas dichas con buen humor, hasta mejoran un mal mensaje. La pareja es complicada, ver el lado bueno de las cosas es nuestro mejor aliado.

      Muchas gracias y hasta pronto!

  3. Anna T February 27, 2013 Reply

    Divertidisima historia!. Me encanta poder disfrutar de ella aqui, en un medio con categoria y que trata tus escritos como se merecen.

    Felicidades Yolanda, un escrito estupendo.

    • Yolanda T. Villar March 1, 2013 Reply

      Gracias Anna, siempre intento hacer las cosas de la mejor manera posible. Ya hay demasiadas cosas malas en estos dias que corren, así que tenemos que hacer lo posible para mirar la vida con buen humor.

      Un fuerte abrazo.

  4. Mary February 27, 2013 Reply

    es que hay que ver como somos las mujeres ,mira que no entender cuando se van de cuchipanda con los amigos….

    me ha encantado , como todo lo que escribes
    besitos

    • Yolanda T. Villar March 1, 2013 Reply

      Que alegría más grande tenerte por aquí Mary, y ver que has disfrutado con esta pareja tan singular, ambos, que no sabes lo que queda por venir.
      El sentido del humor que no falte, y menos en las relaciones de pareja.

      Muchas gracias por tus palabras y hasta pronto!

  5. Bárbara February 27, 2013 Reply

    Genial, Yolanda. Un magnifico relato, nada de extrañar porque tu escribes divinamente. No dejes de escribir para poder disfrutar de estos bonitos momentos que compartimos comntigo mientras te leemos.

    Un abrazo

    Bárbara

    • Yolanda T. Villar March 1, 2013 Reply

      Hola Bárbara!

      Muchas gracias por tus palabras y tu visita, es un placer siempre contar con una gran escritora cerca, y sobre todo por aquí. Me alegro muchísimo que te haya gustado y hayas disfrutado con esta loca pareja, al menos con esta loquísima media naranja que todo lo lleva a su terreno y lo ve desde su punto de vista.

      Un fuerte abrazo, Bárbara!

  6. Begoña February 27, 2013 Reply

    Felicidades y gracias , Yolanda. He disfrutado leyendo tu relato, espero el siguiente,es divertido, natural donde te sientes identificada en algún momento.¡ Me encanta como escribes ! Un abrazo enorme.

    • Yolanda T. Villar March 1, 2013 Reply

      Muchas Gracias Begoña, no sabes lo feliz que me ha hecho leer tus palabras y saber que todos gozamos de un buen sentido del humor. Ya sabes como son estas cosas de pareja, una nunca está satisfecha, jaja.

      Un abrazo, Begoña.

  7. Àlex February 28, 2013 Reply

    Las complicadas relaciones de pareja, con un toque de humor, de humor del bueno. Me encanta tu sarcasmo, dominas el término como nadie.
    Es un placer siempre leerte en realidad o ficción, se te echaba de menos en estos trances.

    Enhorabuena, me gusta este sitio, un gran descubrimiento que nos traes de la mano.
    Puñado de abrazos.

    • Yolanda T. Villar March 1, 2013 Reply

      Mi queridísimo Àlex, que placer tan grande tenerte en este rincón, entre amigos, entre buenos lectores. Sin sentido del humor no vamos a ninguna parte, y en las relaciones con los demás es imprescindible.

      Muchas gracias y hasta pronto, Àlex.

  8. Aurea-Vicenta February 28, 2013 Reply

    Excelente, señora escritora.
    Disfrute literario, simpatía y una denuncia de la innegable realidad como la copa de un pino.
    ¡Enhorabuena, Yolanda!
    Saludos.

    • Yolanda T. Villar March 1, 2013 Reply

      ¡Muchísimas gracias, Aurea, Escritora!
      Estas palabras, venidas de una de las personas que más admiro, me han venido como agua de mayo, aunque sea en marzo cuando esté lloviendo a mares.
      Sabes que me gusta ver las cosas desde otro punto de vista, y el humor, es básico en mí.

      Un fuerte abrazo, Vicenteta, y muchas gracias.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*