When you install WPML and add languages, you will find the flags here to change site language.

El regreso de los paquidermos

6 de mayo de 2006. Con prisa acudo al Razzmatazz. Me reúno con amigas para asistir al último concierto de nuestro grupo favorito por aquella época, Elefantes. Con las entradas compradas con la debida antelación a un evento del género y un poco tristes porque nuestro principal nexo de unión está a punto de desvanecerse, debo aclarar que cada una de nosotras vive en una provincia catalana distinta y vernos cada vez era más complicado.

El último concierto de la banda hasta la fecha pasó demasiado rápido, como suele ocurrir con el tiempo que se vive intensamente. Cuando empezamos a darnos cuenta de lo que estaba pasando la noche llegaba a su fin. Esa locura de noche acabó de día tras una de las vivencias nocturnas más extrañas hasta la fecha.

Tras un concierto increíble, donde sonaron sus temas más conocidos, himnos para nosotras; algunos no tanto como Pretendes y un tema inédito salió a la venta Gracias, un doble CD con un DVD para dejar inmortalizado tan importante evento intentando agrupar diez años de carrera en una cajita.

Pero lo de esta banda arrancaba muchos años antes, a mediados de los noventa. Tras unos comienzos difíciles en los que da la sensación de que no llegaban a encontrar un sitio a su medida alcanzaban el éxito en el 2000 con Azul. Apadrinados por Bunbury entraban en nuestras vidas con un estribillo pegadizo y un vídeo interesante que llevaba por título el mismo nombre del disco, Azul. Personalmente los había descubierto muy poco antes con Se Me Escapa El Tiempo gracias a un amigo que no dejaba de poner esa canción en bucle cada vez que iba a su casa.

Cristina Lopez De Pablo

 Cristina Ortega Lopez De Pablo

ver que es

Abanderados por un ambiguo y carismático líder que con su peculiar aspecto, una voz diferente y la sutil forma de mover sus manos entraron en mi vida desplazándolo todo lo demás a nivel de música. Cariñosamente siempre llamé “Bowie ibérico” a Shuarma y reciente y acertadamente ha hecho algún concierto en forma de homenaje tocando temas del Camaleón del Rock.

Estos días mientras preparaba este texto he vuelto a poner sus discos en el lugar donde mejor suena la música, el coche. He podido recordar qué me llamó la atención de su música y principalmente lo que me cautivó de Azul fue el uso de instrumentos no tan conocidos como el acordeón o unos coros que más que acompañar hacían que tu atención se centrase en esa parte de la canción. Eso unido a unas letras tejidas con mimo los catapultó al puesto de honor en mi ranking personal durante varios años.

Abanderados por un ambiguo y carismático líder que con su peculiar aspecto, una voz diferente y la sutil forma de mover sus manos entraron en mi vida desplazándolo todo lo demás a nivel de música. Cariñosamente siempre llamé “Bowie ibérico” a Shuarma y reciente y acertadamente ha hecho algún concierto en forma de homenaje tocando temas del Camaleón del Rock.

Estos días mientras preparaba este texto he vuelto a poner sus discos en el lugar donde mejor suena la música, el coche. He podido recordar qué me llamó la atención de su música y principalmente lo que me cautivó de Azul fue el uso de instrumentos no tan conocidos como el acordeón o unos coros que más que acompañar hacían que tu atención se centrase en esa parte de la canción. Eso unido a unas letras tejidas con mimo los catapultó al puesto de honor en mi ranking personal durante varios años.

Tras ocho años de ausencia en los que nuevos grupos han entrado con fuerza para quedarse en mi top personal llegó la noticia que nos dejó a todos con la boca abierta mutando rápidamente a sonrisa. Elefantes volvía para quedarse. Lo anunciaron el 13 de octubre y a mí me cogió por sorpresa, en el aeropuerto volviendo de Florencia y sin wifi.

Atrás quedan las habladurías sobre el motivo de su separación, sobre quién tomó esa desacertada decisión, sobre si hubo o no terceros. Hoy sale a la venta su nuevo disco, el octavo en su trayectoria, El Rinoceronte para el que busqué un sinónimo pensando que no lo encontraría y sí, nuestra lengua dispone de ‘abada’ para definir a las hembras de esta especie. De este nuevo trabajo se han avanzado dos temas: Escuchar al Viento y Equilibrios. Un aperitivo interesante de todo lo que está por venir, espero.

En abril arrancarán nueva y esperadísima gira para la que ya tienen todas las entradas vendidas en más de una fecha. Será el día cuatro cuando volvamos a vernos las caras en Barcelona, en uno de los locales más bonitos para disfrutar de un concierto, la sala Luz de Gas. Muchos reencuentros y muchas emociones están por vivir, sólo puedo decir que espero que este tiempo nos haya dado la experiencia necesaria para afrontar esta nueva etapa con la alegría.

3