When you install WPML and add languages, you will find the flags here to change site language.

Florencia y Marco Mengoni

Debe de ser porque he repetido destinos varias veces pero Italia se me quedó para el final en la lista de países europeos a visitar. De este país que siempre me resultó simpático y próximo no conocía nada más que lo estudiado, que no es poco, hasta que decidí visitar Florencia. El viaje personal previo arrancaba el pasado 18 de mayo en el Festival de Eurovisión. Italia presentó a un joven vestido impecablemente por Salvatore Ferragamo. Lo situó solo en medio de ese inmenso escenario digno del tour de la más grande artista del Pop. Él gracias a una magnífica actuación y una brillante canción (l’Essenziale) dió un golpe de efecto entre tanto led, tanta coreografía, tanto vestuario raro y nada de música en directo. Lo hizo con lo que, en teoría, deberían hacerlo los cantantes, con su voz. Su voz y una interpretación de ésas en las que con pocos gestos se llega mucho y más lejos. Italia volvió a darnos una lección de elegancia, y no sólo en moda y estilo como en las últimas Olimpiadas. Consiguió que todos recordásemos el fin de ese festival venido a menos, encontrar la mejor canción del viejo continente.

Tras la retransmisión y un desmerecido séptimo puesto en mi interior se activó el cromosoma groupie. Los días posteriores los pasé repasando su actuación en bucle, descubriendo que Marco Mengoni era el vencedor de un Talent Show muy popular en Italia y también el último ganador de ese concurso del que has oído hablar desde siempre pero del que tampoco sabes mucho, Sanremo. De miles de vídeos a su web oficial donde encontré todas las fechas de su extensa gira. Tras un repaso exhaustivo a esa sección decidí que Florencia en octubre era una escapada ideal para cuatro días. La primera impresión válida, la que llega tras descargar la bolsa y valorar el lugar en el que vas a dormir, que en el caso de Italia y las habladurías era un tema de gran importancia, fue que Florencia es una ciudad con impresionante solera. Uno todavía puede imaginarse a Dante paseando por esas calles estrechas y adoquinadas, a Beatrice, su enamorada rezando con devoción en esa minúscula iglesia en la que hay que pagar para que te enciendan la luz.

Del Ponte Vecchio y sus comercios de joyas a la Piazza della Signoria donde cuando llegas tienes la impresión de que el arte en esa ciudad sobra y te lo escupen en forma de estatuas ubicadas en plena plaza. Finalmente tras haber recorrido la ciudad varias veces decidí que esto último era cierto, el arte les sobra. Pero no por hablar más de qué visitar en Florencia descubriré algo nuevo, lo mejor es que cada uno la visite, conozca la sensación de pasear por el origen del Renacimiento y se quede con su lugar predilecto. En mi opinión las pequeñas plazas que uno se va encontrando mientras recorre son dignas de fotografiar y admirar durante unos minutos. Es una ciudad repleta de pequeños detalles y de pasear cámara en mano para intentar captar lo que a cada uno más le llame la atención. Nuestra misión el primer día era encontrar el lugar del concierto, el Teatro Verdi. Ilusa de mi creía que iba a ir a ver a uno de mis grupos habituales, que tienen un público muy fiel pero no excesivamente masivo y mi sorpresa fue llegar y ver un teatro repleto hasta arriba. El segundo impacto llegó con el rango de edad del público. Para mi asombro me encontraba haciendo cola para el cantante más importante del momento en Italia.

Pese a estos dos inconvenientes el concierto superó con creces mis expectativas. Una puesta en escena sencilla e impecable donde sólo unas columnas de leds se encargaban de ambientar cada tema, una voz maravillosa, un repertorio extenso para todos los gustos hicieron del concierto en Florencia de la gira #Prontoacorrere un evento inolvidable y de Marco Mengoni un showman a la altura de su éxito. Lo que más me impactó fue ver el profundo respeto con el que lo trataban sus seguidores italianos.

 

Y es que no todo ha sido fácil en la carrera de este cantante. Antes de sacar su actual y exitoso disco pasó por un profundo periodo de reflexión en el que decidió cambiar a todo su equipo de trabajo. Fue un empezar desde cero y tomar el mando de una carrera que a día de hoy parece imparable. Lejos está de las habladurías que llenan las revistas, si alguna habla de él lo hace de su trabajo no de su vida personal.

Acaba de aterrizar en nuestro país el primer single, la canción que le hizo vencedor de Sanremo y con el que partició en Eurovisión. Este tema nos llega traducido y lleva por título Incomparable. Sin ningún tipo de publicidad ni promoción en medios de comunicación se ha colocado en un puesto 27 en la lista de Itunes lo que no está nada mal para alguien todavía desconocido.

Hoy os presento al que espero sea un artista de referencia en el panorama musical. Puede acabar convirtiéndose en un fenómeno de masas pero sigo teniendo la esperanza de que su forma de gestionar su carrera siga siendo tan firme como hasta ahora y pueda demostrar que se puede ser famoso y mantener un nivel de privacidad y elegancia. Estamos ante alguien muy joven que ya ha dado muestras de que si se quiere se puede separar lo profesional de lo personal. Sólo falta que aquí lo acojamos con el profundo respeto que merece.

0