When you install WPML and add languages, you will find the flags here to change site language.

Madrid, urbanismo y arquitectura de un cuarto de siglo. Una reseña

La iniciativa de organizar esta mesa redonda entorno a la evolución de Madrid en el último cuarto de siglo, surgió el pasado mes de mayo a partir de la conmemoración del 25 aniversario del fallecimiento de Santiago Amón.

© Roca Madrid Gallery

Activo cronista de la villa, su figura invitaba a la realización de un análisis retrospectivo sobre nuestra capital en este periodo; celebrándose el pasado 23 de septiembre en Roca Madrid Gallery, con gran asistencia de público y la participación de los arquitectos Ricardo Aroca, José Mª Ezquiaga, Rafael de la Hoz, Carlos Rubio y Enrique Alvarez-Sala, Vicente Patón y la periodista Anatxu Zabalbeascoa; interviniendo como moderadores de la mesa el arquitecto Santiago Fajardo y el sociólogo Pedro Mansilla.

Tras la merecida evocación de la figura de nuestro gran humanista, la mesa redonda ha constituido una sugerente aproximación a la problemática de nuestra capital.

Ambiciosa en tan genérico enunciado, de ella habrán de derivarse próximas convocatorias para el año 2014 en las que se analizará más pormenorizadamente cada una de las temáticas implícitas en la misma; como “Madrid, pasado presente y futuro”, “Expectativas tras una crisis”, o “Patrimonio, recuperación y sostenibilidad”, entre otros epígrafes de interés.

© Roca Madrid Gallery

En su distendido desarrollo pudieron acotarse interesantes y variadas aportaciones, como que la voz profunda y respetada de Santiago Amón; de incuestionable influencia, representó entonces una oposición crítica de positivas consecuencias en el devenir de los acontecimientos en nuestra ciudad; debiendo lamentar que tras su desaparición, no haya surgido nadie de tan alto respeto intelectual; lo que comporta la desaparición durante estos 25 años de un importante elemento de contraste y equilibrio en la toma de decisiones.

Asimismo, la observación sobre la evolución de la sociedad civil en España que, heredera de un atávico individualismo y pese a los grandes cambios producidos en los últimos 30 años, sigue careciendo de estructura y organización suficiente como para alzar una voz perfectamente identificable y multiplicar con ello su capacidad de eficiencia; perdiéndose lamentablemente muchas iniciativas, que aisladas y sin conexión, terminan fracasando en sus objetivos.

De ello, se deduce el carácter prioritario que tiene la coordinación y el dialogo de todos los agentes intervinientes en la construcción de la ciudad; de modo que posibilite un devenir más consciente, responsable y participativo en cuantos asuntos tienen que ver con la misma y en la consideración social que merece el espacio público; pues sigue planificándose sin demasiadas consideraciones a la ciudadanía, su destinatario final; aún cuando recientes iniciativas como el Madrid Think Tank, permiten albergar esperanzas de una planificación más participativa.

De innecesario y escasamente justificado, fue calificado el extraordinario crecimiento relativamente reciente de Madrid, como consecuencia de la puesta en marcha de las gigantescas operaciones urbanísticas como los PAUs; contribuyendo hoy a la devaluación de un mercado inmobiliario y la existencia de una ciudad de dimensión claramente superior a lo que pudiera considerarse proporcionado; con costosas infraestructuras y servicios que gravan la deuda municipal e hipotecan a los ciudadanos.

© Roca Madrid Gallery

Por el contrario, la operación Madrid Río ha representado el reencuentro de la ciudad con su naturaleza inmediata y la apertura a un nuevo espacio creado a partir de la regeneración del Manzanares, otrora verdadera cloaca de la ciudad.

Relevante asimismo lo tratado por los intervinientes respecto de la gestión del patrimonio edificado, que sigue siendo a su juicio deficitaria en cuanto a criterios, medios y agilidad; con órganos consultivos inadecuados como la CIPHAM e insuficientemente dotados en otros casos, lo que compromete su eficiencia en la consecución de objetivos. Relacionado con ello y de fundamental importancia resulta la esperada Ley de Mecenazgo, que sigue siendo una asignatura pendiente de extraordinaria importancia en un momento en que el dinero público comienza a desaparecer de los presupuestos de cultura.

© Roca Madrid Gallery

Asimismo respecto a la inaplazable consideración sostenible en la recuperación del patrimonio y el reciclaje de los edificios antiguos, reivindicando la importancia que para los mismos tiene la elección de un nuevo destino, como también que el mismo permita algún necesario retorno de la inversión que garantice su pervivencia en el tiempo. En este mismo sentido, despierta grandes recelos la nueva Ley de Patrimonio de la Comunidad de Madrid actualmente en tramitación, tras la anunciada declaración de intenciones de rebajar el nivel de exigencia en la protección de los BIC; lo que ha puesto en alerta a los sectores más conservacionistas, con una importante piedra de toque en la mesa; por cuya candente actualidad fue objeto de vivo debate: el proyecto de la Plaza de Canalejas.

En definitiva una muy positiva exposición de puntos de vista sobre los que poder variar algunas estrategias y el mensaje que algunos intuimos procedente de la figura homenajeada: …la importancia de volver a levantar viejas banderas.

Santiago Fajardo

www.santiagofajardo.com

0