When you install WPML and add languages, you will find the flags here to change site language.

Samuel Gutierrez

En uno de los primeros artículos de nuestra revista (El día que yo fui feliz) decíamos que en estos tiempos de incertidumbre y mediocridad en que nos movemos, nos hacía enormemente felices comprobar que no todo estaba perdido, que había (y cada vez hay más) personas que a base de esfuerzo, creatividad, amor por su trabajo y un enorme espíritu de colaboración están luchando por sacar adelante proyectos creativos, defender su profesión y mantener la cultura a flote mientras la tempestad que nos asola amenaza con hundirla. Sin esta gente, géneros grávemente enfermos, como el cine, el teatro, la música, etc., estarían a un paso de la tumba.

Cuando te encuentras con una de estas personas no puedes por menos que manifestarle todo tu respeto y admiración por jugársela, sacando adelante una obra cultural, más aún si eso supone proporcionar trabajo para otros compañeros. Por eso, admiramos a gente como el realizador Samuel Gutierrez quien, en medio de toda esta marejada, ha tirado de creatividad, ingenio y trabajo, mucho trabajo, para poner en marcha su primer largometraje Serie Z. Proveniente del mundo de la TV, la publicidad y los vídeoclips, este leonés, a quien la crisis envió de vuelta a su tierra natal,  lejos de amedrentarse,  estableció allí su base y desde ella irrumpe con fuerza en el panorama cinematográfico español con esta nueva película.

Quedamos con Samuel para que nos hablara de Serie Z y de sus demás proyectos futuros y no solo lo hizo, sino que nos regaló toda una clase magistral de cine  y, sobre todo, de compromiso con una idea y de amor por el cine, que queremos compartir con todos vosotros.

 

samuel gutierrez malasaña

 

¿Cómo empezaste en el mundo del cine?

Yo empecé en el mundo del guión, porque me gustaba escribir, pero luego me di cuenta de lo mal que se trata en este país a los guionistas y lo difícil que es vivir como guionista. Hice un curso de dirección y allí fue donde me di cuenta de que me encantaba el tema de la dirección.

Trabajé en varios equipos de dirección en TV, publicidad, cine, etc. Estuve en series como El Internado, La Huella del Crimen, Los Serrano, etc., y ahí estuve hasta que lo que conocíamos como profesión del cine comenzó a desaparecer. También dirigí algunos cortometrajes como Love is in di er y sobre todo, Latex Puppen, que tuvo bastante reconocimiento. Actualmente intento sacar adelante mis proyectos como puedo.

¿Cómo está actualmente el cine español?

Muy mal, porque no hay dinero y, además, las pocas televisiones que quedan han tenido que absorber a la gente de publicidad y del cine que se ha quedado sin trabajo. Actualmente la televisión está aglutinando tres mercados que se han juntado en un solo medio y con muchos menos proyectos, peores en calidad y mal pagados. Si antes era una profesión complicada ahora lo es mucho más. Hay mucha gente parada. El cine se está convirtiendo en algo prácticamente amateur. A eso también ha ayudado la grabación digital. Antes necesitabas cámaras de cine, pagar laboratorios, copias, etc. y todo eso es carísimo. Ahora, puedes grabar con una cámara de fotos digital y la copia final de una película la puedes hacer en el salón de tu casa.

Háblanos de la película que estás rodando actualmente.

Pues se llama Serie Z y es un largometraje formado por tres historias que se entrelazan: una pareja de amigos atrapados en un bucle temporal, un grupo de adolescentes perseguidos por unos monstruos, en una parodia de las películas de terror adolescente y una despedida de soltera que se convierte en un aquelarre.

Como elenco protagonista contamos con actores bastante conocidos como Antonio Mayans, Javier Pereira, Pablo Viña, Darío Frías, Mary Ruíz, Irene Rubio, Silvia Vacas, Ana G. Rallo y Erika Sanz. Por otro lado, la banda sonora correrá a cargo de toda una leyenda de la música española, como Iván Ferreiro.

serie z mary ruiz irene rubio

Mary Ruiz e Irene Rubio en el rodaje de Serie Z

¿Es un tipo de cine con unos seguidores muy fieles?

Sí y además eso no implica que tenga que ser un cine de baja calidad. Lo único es que tienes un lenguaje narrativo particular y te puedes permitir unas licencias peculiares, pero puedes contar una historia igual de profunda o igual de buena que si haces un drama más serio. Tienes que estar atado a ciertas reglas, pero eso pasa también si haces una película de boxeo o un western. La historia que vamos a contar aquí yo creo que es bonita… A pesar de que sean zombies y que sea una gansada, creo que es una historia en la que el trasfondo es bonito (un poco tierno y un poco amargo a la vez) y que va a gustar a la gente.

En una película como esta,  que cuenta con un presupuesto modesto,  ¿cómo se lleva a cabo el rodaje?

Optimizando mucho todo. En primer lugar, ajustando la duración del propio rodaje que solo durará tres semanas y media. Hemos hecho un plan de rodaje muy intensivo para optimizar los presupuestos. Hemos rodado en Semana Santa una de las historias en el Hotel Pandorado, una casa rural maravillosa de la montaña de León. Incluso hemos hecho unos bonos para que la gente pudiera ir a pasar el fin de semana y poder asistir al rodaje. En cuanto termina esa parte, aprovechamos para rodar los interiores de otra de las historias de la película, reutilizando a algunos miembros del casting. Pararemos durante abril y mayo para hacer posproducción. En junio nos iremos con un equipo muy pequeñito —cinco personas y dos coches— a las Bárdenas a rodar la parte que falta y las tres semanas que queden, hasta final de junio, las aprovecharemos para la posproducción.

En todo caso, en esta producción, el equipo es pequeño pero va a funcionar igual que en una película normal. Habrá cosas en las que recortemos, pero la mecánica es la misma: en vez de tener cinco maletas de ópticas tendremos dos o tres ópticas; en vez de tener un camión lleno de material de electricidad habrá que tener una furgoneta; en vez de 10 personas de maquillaje, tendremos dos. Habrá una grúa, habrá una steady cam, en resumen, lo mismo que eun una gran producción, pero a escala reducida.

¿Puedes acercarnos al día a día de un rodaje como este?

El rodaje en sí, comienza cuando recogemos a los actores: si se rueda por la mañana, a las 5 de la mañana y si se rueda por la noche, a las 7 de la tarde. Se les deja en maquillaje: las chicas tienen hora y media de maquillaje y los chicos tres cuartos de hora. En la parte de los zombies posiblemente más. Mientras maquillan, el equipo está montando luces, decorados.

Después se empieza con la primera secuencia: se pasa texto, se plantea la secuencia con el resto del equipo para que todo el mundo tenga claro lo que se va a hacer y el equipo de luces pueda ir preiluminando la secuencia y colocando aparatos. En ese momento yo voy repasando el texto con los actores, voy contándoles lo que vamos a hacer y cuando ya está preiluminado, marco los movimientos mecánicos de las secuencia con los actores: “tu vas a ir hasta aquí” “esta frase la dices aquí” “esa acción sucede allí”. Y sobre eso se dan los últimos retoques de fotografía. Se ven los planos con el director de fotografía y cuando ya está todo preparado, retoque de maquillaje y…¡a rodar!

rodaje serie z samuel gutierrez

Imagen del rodaje de Serie Z

Con lo apretados que estáis de tiempo habrá alguna escena que tiene que salir sí o sí porque hay que pasar a la siguiente…

Sí, pero eso no solo sucede en esta película, eso ocurre en todas. Todo lo que sea irse al día siguiente es inviable porque es irse a un día más de localización. De todos modos en tu plan tu siempre tienes tus covers para el caso de que suceda una hecatombe, pero tienes que llegar al plan como sea. A veces tienes que renunciar a hacer una escena como querías y resolverla en un plano y buscarte la vida (incluso a veces salen mejor de lo que querías).

Al ser una historia sobre brujas, zombies, etc., tendréis que contar con efectos especiales, ¿qué tipo de efectos vais a utilizar?

Yo tengo un pequeño estudio en León y allí haremos los efectos digitales. Para la parte de zombies, habrá una persona que se ocupará del maquillaje. Además tenemos un especialista para las persecuciones de coches. Por otro lado, al incluir persecuciones de coches se genera una mayor dificultad y, sobre todo, un tiempo mayor. Ahí es más fácil que las tomas no salgan. Los días que estemos rodando persecuciones estaremos haciendo eso todo el día. Es caro porque se expande en el tiempo, pero los coches son baratos y el equipo es muy pequeño (vamos solo cinco personas). Pero como no tenemos los medios de las grandes producciones (helicópteros, muchas cámaras), tenemos que suplirlo a base de ingenio. En este caso asumes ciertas licencias que tienen cabida por el tono humorístico de la película, pero tenemos nuestras limitaciones.

En estos momentos tan complicados para el cine, la financiación es un aspecto esencial. ¿Cómo váis a financiar Serie Z?

Toda la financiación se lleva a cabo con capital privado, ya que no contamos con ninguna subvención ni ayuda pública. El proyecto se va a financiar gracias a que todos los técnicos y los actores participan con su trabajo. Todo el mundo tiene un sueldo teórico asignado que se va sumando al presupuesto de la película. Ese presupuesto se suma a los gastos fijos de producción y cada cual participa con un porcentaje.

En el momento que haya beneficios, si los llega a haber, se reparte proporcionalmente a la tarea de cada cual. Por ejemplo Tesis se hizo así y, con el éxito que tuvo, hubo gente que estuvo 10 años ganando dinero gracias a ello. Lo normal es no recuperarlo, pero la gente lo hace porque le gusta el proyecto, y le apetece hacerlo e involucrarse en el mismo.

Además, vamos a hacer un crowfunding, fundamentalmente orientado a los fans del género y a los fans de los actores que participan en el proyecto, pero es algo accesorio respecto a la otra financiación.

irene rubio serie z

Irene Rubio en el rodaje de Serie Z

¿Cuáles son las expectativas económicas que tenéis?

Yo tengo pensada la amortización de los gastos fijos de la película que es lo que va a salir de mi bolsillo. Esa parte es más o menos la que esperamos que salga de los festivales y puede llegar a haber un beneficio. Además, puede ser que la película funcione muy bien y dé el pelotazo, que puede pasar, pero no es muy probable, o también, que vaya bien y dé un beneficio del que todos saquemos un dinero, que nos retribuya de algún modo el trabajo que hemos hecho. Por otro lado, está la retribución intangible de que la obra está ahí y te sirve como una carta de presentación para muchas cosas…series, publicidad, etc.

Por otra parte, esto se hace también pensando en el futuro. Yo seguiré con mis películas y, en principio, la idea es que esta me ayude con la siguiente. Esto es una parte de un negocio: yo tengo una productora y si la película funciona sirve para que otros quieran que les produzca algún trabajo suyo. Porque ya no solo eres un director de cortos, sino que tienes otro empaque, puedes demostrar muchas cosas como productor, director, etc.

¿Cuándo va a ser el estreno?

Esperamos estrenar en el festival de Sitges en octubre. Es un gran sitio tanto por el renombre que tiene, como por la fecha en la que se produce, ya que el cine de terror tiene un pico, todos los años, alrededor de Halloween. Por esas fechas hay muchos festivales

¿Cómo va a ser la distribución?

Es una película muy de género, por lo que está orientada a canales privados de ciertos países y a festivales de cine de género de terror y de Serie B, que tienen cosas por el estilo. Hay minicanales digitales dedicados al terror que te compran la película para su exhibición, bastante barata, porque ellos generan mucho contenido, pero la destinan a un público muy fiel. Hay mucho de eso en Argentina, México y Estados Unidos, así como en algunos países europeos. Por otro lado, hay bastantes festivales. La serie B tiene mucho tirón y un público muy fiel. Además, está empezando a funcionar muy bien el canal Internet con las descargas pagadas y el streaming.

No descartamos ir a salas, pero en principio la proyección en salas en España va a ser muy puntual. Haremos un estreno en distintas ciudades: Madrid, Sevilla, León, Asturias y Barcelona, pero producidos por nosotros, alquilando una sala. Solo lo haremos en ciudades donde hay una garantía de ese público fiel, que vaya un par de días a verla.

La producción está destinada a otro público, a otro sector y sería una tontería pensar que vamos a distribuirla de una determinada forma porque queremos ganar el Goya. Eso sería absurdo, directamente porque con el contenido de la película me la iban a censurar. De este modo, tengo la suerte de que puedo hacer lo que me da la gana y el resultado será una película muy punki, muy irreverente y eso en los Goya nunca iba a entrar.

 

samuel gutierrez

 

¿Existen problemas de distribución para el cine español?

Pues sí, porque, en primer lugar,  las distribuidoras reciben la presión de las productoras americanas para que quites tu película de las salas y ellos pongan la suya. Como aquí tampoco hay dinero para competir por el lado de la publicidad, pues tienes que quitarla. El cine sobrevivirá, aunque no sabemos muy bien como. Ahora estamos en una fase en que se da una producción de grandes presupuestos, pero muy pequeña en número. Actualmente en España se harán 5-10 proyectos como los que llegan a los Goya y los ganan, porque tampoco hay más. Si ves las nominaciones a las categorías principales, todas se centran en las mismas películas. Al final, los Goya los hacen porque los tienen que hacer, pero qué sentido tienen los Goya para repartir los premios entre 5 películas. En realidad se gastan más en la ceremonia que en las propias películas.

Pero, ¿no te parece que se están abriendo nuevos caminos, como el que ha seguido Paco León con Carmina o Revienta?

Hombre, eso depende de las distribuidoras; hay distribuidoras a las que no les interesa el canal de Internet. Además, en estas cosas te arriesgas a que la industria te penalice porque las salas tienen una desgravación por poner películas españolas subvencionadas (calificadas) por el ICAA, si no tienes subvención a ellos no les interesa exponer tu película. Por eso, la propia industria te castiga. Es un caso similar al que sucedió con las producciones en catalán y vasco, ahí recibías subvenciones del Ministerio y además del gobierno autonómico respectivo por hacerlo en su idioma o rodarlo allí o con actores de allí… De repente empezaron a surgir muchos directores vascos y catalanes porque para los productores les suponían muchas facilidades y ayudas, respecto a tener directores de otras comunidades.

En este país se han cometido todo tipo de tropelías con el cine y las subvenciones;  vamos lo mismo que ha ocurrido en todos los sectores en los que ha habido subvención: carreteras, en el campo, etc.  Hemos matado la gallina de los huevos de oro. Esto no es específico de España, porque se ha hecho también en otros países, pero en España que llevamos el gen de la picardía dentro, se ha convertido en un cachondeo.

 

Ángel Cuesta (20 Posts)